Marisa y Juan Alfredo son de esas parejas que organizan la boda con mucha antelación, todo con mucho mimo y detalle para no dejar nada al azar. Se casaron en la iglesia de San Vicente del Raspeig, y celebraron el banquete en Salones Juanjo que está ubicado en Petrer.

El reportaje de boda comenzó en la peluquería donde peinaron y maquillaron a Marisa. De ahí, fuimos a casa del novio donde se vistió con la ayuda de sus padres y su hermana, con un gran ambiente de fiesta por parte de sus amigos. A continuación fuimos a casa de la novia donde se preparó para el gran momento acompañada de familiares y amigos. La novia escogió un precioso y sencillo vestido de Pepe Botella. Cuando todo estaba listo, Marisa salió de la mano de su padre hacia la iglesia en un coche clásico.

Al terminar la ceremonia, los novios habían preparado pomperos para que los invitados y sobretodo los niños disfrutaran haciendo burbujas de jabón. A continuación, realizamos unas fotos por las calles más céntricas de San Vicente del Raspeig y ya nos fuimos hacia el banquete para que los novios pudieran disfrutar de la compañía de todos sus invitados.

El lugar que escogieron tenía una iluminación que consiguió darle un toque diferente a las fotografías creando un ambiente especial e idóneo para conseguir fantásticas fotos de boda.

Este reportaje fue muy especial para nosotros porque conocemos a los novios desde hace mucho tiempo, y quiero agradecer a Víctor y Anita por confiar en nosotros para realizar las fotografías de boda de Marisa y Juan Alfredo.

Os dejamos con una pequeña selección de imágenes, esperamos que os gusten.