El pasado día 8 de diciembre aprovechando que era fiesta y hacía un día reluciente, teníamos que aprovecharlo, y que mejor manera que ir a la playa con mis sobrinos y hacerles una sesión de fotos mientras jugaban.

Aquí tenéis un resumen…espero que os guste.

Una foto de la pequeña Silvia de la mano de su madre