Nuestra especialidad son los reportajes de boda con un toque diferente, desenfadado y sobretodo en el que se cuenten vuestras historias porque vosotros sois los verdaderos protagonistas y nosotros nos encargamos de inmortalizar cada momento, cada instante.

Como broche final podemos acompañar las fotos de boda de un precioso reportaje postboda como el que traemos hoy.

Raúl y Merche son de esas parejas con las que conectamos desde el primer día, y así lo podéis comprobar en su reportaje preboda y su divertida y emocionante boda en Benidorm.

Después de su boda, realizamos sus fotos postboda en Altea. Lo bueno que tienen estas sesiones es que las podemos realizar con mucha calma y tranquilidad pues ya no hay prisas como sucede en el día de la boda. Lo pasamos genial, disfrutamos de una mañana soleada de noviembre paseando por las tranquilas calles de Altea.

Después de pasar muy buenos ratos juntos, creo que entablamos una buena amistad que durará mucho tiempo. Gracias Merche y Raúl por ser como sois.