¿Qué pasa si vas a hacer un postboda en la playa en pleno agosto? Que seguro que tienes unas ayudantes espontáneas jejejeje

Pues esto fue lo que sucedió, unas niñas que se sumergieron en un cuento de princesas cuando vieron a Ana vestida de novia, querían sujetarle la cola para que no se manchara el vestido. Además que les cantaban… Que se besen, que se besen. Fue muy divertido, nos lo pasamos muy bien.

El cielo estaba nublado, llevaba toda la semana amenazando con que iba a llover, pero tuvimos mucha suerte, aunque el sol no tardó en esconderse, no llovió mientras hacíamos el reportaje (al llegar a casa, cayó el diluvio universal). Incluso llegó a formarse fugazmente una nube con forma de corazón, casualidad o no, nos dimos prisa para no perder ese instante tan corto y a la vez tan hermoso.

David y Ana tenían claro que querían un recuerdo especial, ellos querían un reportaje postboda en la playa. Y fue dicho y hecho. Ellos son de Toledo y vinieron a Alicante a realizarse un reportaje Trash the dress y además, no después de su boda, ni de su luna de miel, sino un recuerdo de su primer aniversario. Pensamos, y porque no, si el vestido de novia ya no se va a volver a utilizar, así que mejor regalo que tener unas fotos bonitas en un lugar deseado.

Muchas gracias pareja por escogernos para guardar este recuerdo tan especial.