La preboda de Raúl y Rocío fue muy especial, no fue tan sólo un reportaje de fotos de pareja, también fue una sesión en familia, el pequeño Pablo nos acompañó y se divirtió mucho jugando y corriendo por el campo de Golf.

Siempre insisto en la importancia que tiene el reportaje preboda antes de la boda para conocernos, para romper el hielo porque la experiencia me ha demostrado que es la mejor forma de captar fotografías naturales y que el día de la boda los novios estén más relajados.

Realizamos esta sesión en el campo de Golf La Manga y en las playas de Calblanque. Consiguiendo así que Raúl y Rocío estuvieran relajados en un entorno natural e idílico.

Aquí os muestro una pequeña selección de fotos que realizamos esa tarde. Espero que os gusten.