Poder hacer sesiones de familia es todo un placer para nosotros, y si encima son una pareja que repite, es un gran honor.

El año pasado le hicimos unas fotos de embarazo a Mari Cruz con su marido Tomás mientras esperaban la llegada de la pequeña Emma. Y ahora Emma acaba de cumplir 1 añito, y como es un día muy importante en sus vidas, quisieron tener un maravilloso recuerdo.

Ellos querían hacerle unas fotos bonitas en casa, en su día a día, para recordar como juegan con ella, como se desenvuelve en su entorno y la hora del bañito que es un momento muy especial.

Después dimos un paseo por el puerto y la explanada de Alicante y nos paramos a jugar en unos columpios donde Emma se lo pasó bomba.

Los niños son alegres, divertidos y sobretodo espontáneos, poder captar estos momentos con sus padres es realmente fascinante.

Os mostramos un pequeño resumen de la sesión.