Queremos que en este día tan especial,

en el que habéis decidido unir vuestras vidas,

os sintáis un poquito más cerca de aquel lugar donde nació vuestro amor,

entrelazando así dos momentos tan efímeros como relevantes.

Esta es la historia de amor entre Raúl y Merche. Comenzó en Alicante, en concreto en la universidad de Alicante, y mañana celebran su boda en El castillo de Benidorm donde mar y cielo se unen para ser testigos de este enlace.

Hacía un día espléndido de verano, nos dejamos embriagar por un sol acogedor, y lo exprimimos a tope. Como podéis comprobar en las imágenes comenzamos en el lago de los patos por el gran significado que tiene para ellos y después nos fuimos a una casita de campo donde se relajaron y disfrutaron de una partida de billar. Y que mejor manera de despedir la sesión que a la luz de la luna.

Espero que disfrutéis con este pequeño adelanto y se pasen así más rápido estas últimas horas.