Domingo por la mañana soleado, y que mejor que una escapadita al aire libre y hacer unas cuantas fotos. No hay nada más bello que poder compartir estos ratos en familia, seguro que estáis de acuerdo. Disfrutar cada día de la peque y ver como crece es maravilloso. Ya tiene 4 mesecitos. Como pasa el tiempo, ¡volando!

Os dejo un pequeño resumen de esa fantástica mañana y así podéis comprobar lo rápido que está cambiando Sara.

Sesión de fotos de bebé con mi pequeña Sara

Una foto de retrato de mi bebé Sara de 4 meses

Yo con mi pequeña Sara en la sesión de fotos de bebé

Detalle del dibujo de los leotardos y el zapatito del bebé Sara

El bebé Sara cogiendo la barbilla de la mamá

Foto a contraluz donde se ve el detalle del leotardo de la peque

Un tierno abrazo en blanco y negro de la mamá y la bebé Sara

Un retrato de Sara dormida en el parque un día de invierno