María Jesús se puso en contacto con nosotros después de vernos trabajar en una boda, la boda de Silvia y Alejandro. Buscaba una sesión de fotos de embarazada diferente, quería unas fotos de familia bonitas de un momento tan especial como es este.

Al ver nuestras fotos le gustaron mucho porque transmiten ternura, son naturales y para ella esto era muy importante. Así que me dediqué a captar el gran amor que existe en esta familia, con su adorable hija Jimena. Y que mejor escenario que su propia casa.

Captar estos momentos tan maravillosos en la vida de las personas, realmente me fascina. Es una etapa tan importante, se vive con tanta intensidad, con tantas ganas. Me encanta formar parte de estos momentos tan tan (no tengo palabras), poder inmortalizarlos con fotografías y que no queden en el olvido, guardándolos para toda la vida.

Os muestro unas poquitas fotos de esta maravillosa sesión de fotos de embarazada donde desborda el amor.

Desde aquí os deseo que Vega llegue prontito y no se haga esperar mucho.

Disfrutad.