Con este reportaje preboda damos comienzo a esta nueva temporada de bodas.

Quiero darles las gracias a Roma y a Iris porque sino fuera por ellas, tal vez no sería el fotógrafo de esta magnífica pareja. Para los que no lo sepáis Roma es mi perra e Iris es la cariñosa perrita de Miguel y Estrella, que siempre que nos veía, venía muy efusiva a saludarnos y a intercambiar juegos y mimos. De estos ratos y después del reportaje preboda, hemos hecho una buena amistad. Chicos, ya queda poco para el día de vuestra boda, aquí tenéis un resumen de lo que fue una tarde entre abrazos y risas.

Sois una pareja divertidísima y a pesar del frío me lo pasé en grande mientras hacíamos el reportaje.

Foto tomada desde abajo de Miguel y Estrella en la puerta de la iglesia de Finestrat